MUSEO HISTORICO

SOL DE ARAGUA N°96

La casa que vence las sombras

1936

Fundación

Desde 1936 hasta 1938 un grupo de hermanos reunidos en la campiña aragueña, bajo la atmósfera del tétrico ambiente de la represión de la dictadura de Juan Vicente Gómez, unos masones correspondientes al Rito Escocés Antiguo y Aceptado, unidos por la confraternidad y por mantener vivo el triangulo  masonico, realizaron una reunión con el único objetivo de fundar una logia en esta ciudad. 

La situación de nuestro país, en ese entonces, no aparentaba ser la más indicada para tal fin. la vida cotidiana de Venezuela estaba regida por la grotesca actividad represiva del gomecismo y sus seguidores, además de la influencia militar en la zona, razón por la cual Juan Vicente Gómez hizo de maracay un inmenso cuartel enclavado en los valles de Aragua.  De igual forma, no hay que olvidar la participación clerical, con un papel preponderante de la posición de la iglesia y la jerarquía católica en favor del régimen de Gómez y reticente sobre la aparición de la masonería. Esta confluencia de ideas anacrónicas que ejerció Gómez durante su dictadura no desanimó que los queridos hermanos, venidos en su mayoría de otras regiones del país y que con ansias de libertad fundaron una logia masónica. 

Los antecedentes y documentos de la época registran que Juan Vicente Gómez asumió el poder en 1908. Gómez, aunque no persiguió la Masonería, tampoco la favoreció en lo absoluto. Sabía, en su escasa instrucción, que todos nuestros próceres habían sido masones; desde Bolívar hasta los presidentes de Venezuela como José Antonio Páez, Ignacio Andrade y, por supuesto, antonio Guzmán Blanco. Aún así, la masonería venezolana pudo sobrevivir los veintisiete años del régimen gomecista.

El principal mentor de esta idea, en ese tiempo regido por el caudillo tachirense, fue el QH Ambrosio Peña, M M y quien se había residenciado en maracay desde el año 1931. Peña, procedía de la Respetable Logia «Simón Bolívar» N°9, al oriente de Puerto Píritu, del estado Anzoátegui. Merece destacar también que ni el fantasma de la represión gomecista ni mucho menos la oposición clerical, por razones muy obvias, contra la masonería, impidieron los deseos de Peña y otro grupo de hermanos en sacar adelante una logia que estuviera constituida mediante la fraternidad, el sentimiento y la voluntad de trabajar por un bien común como lo establecen los principios de la orden.

La primera reunión -según consta en la primera acta con fecha veintidós de marzo de 1936-, se realizó a las 4 de la tarde en un salón contiguo al hotel «Canaima» de esta ciudad. Además del QH Ambrosio Peña, asistieron:

Marco tulio Ramírez, Miguel Ángel Torres, José Luis Bustamante, Juan Monsanto, Ernesto Salas, Isaías Bustamante, Ramón Infansón, José Ignacio García, Jesús A. Navas, Tulio Oramas, Narciso Betancourt, Cuyas Small, Rafael Colmenares García, Rubén Gumenberg, V. M. Fernández, Ricardo Castillo y José Luis Beckerman.

La propuesta de fundar una logia en Maracay, recibió todo el apoyo de los QQHH que asistieron a la reunión y la idea del QH Ambrosio Peña tuvo respaldo necesario. En primera instancia, se realizó una votación para elegir el Venerable Maestro de la logia  y la designación recayó sobre el QH Santos Cerró, persona vinculada a esta ciudad y quien poseía todas las credenciales humanas y morales para asumir ese cargo. Posteriormente, se procedió a buscar el nombre de la logia y todos los QQHH presentes decidieron que se llamaría «SOL DE ARAGUA». 

Desgraciadamente este hecho memorable de fundar una logia en Maracay y que parecía un cumplido, en un principio no alcanzó el propósito planteado, pues ciertas irregularidades en la organización y la inconstancia de asistencia a las reuniones de algunos de sus miembros crearon un ambiente negativo. Sin embargo, con la realización de las reuniones posteriores, volvieron pronto del desaliento y cobraron nuevos bríos para llevar a cabo la fundación de la logia «SOL DE ARAGUA».

Sus miembros, buscaban una orientación más conforme con los progresos alcanzados por la masonería en Venezuela y se tenía como ejemplo las experiencias de Caracas, Maracaibo y Bolívar. Todos tienen el afán de trabajar por el bien de la orden y consideraron imprescindible la formación de un cuerpo Masónico en los valles Aragüeños. 

Los Primeros Alcances

En la primera acta, se hace constar que como el QH Santos Cerró no se encontraba presente al momento de su designación como Venerable Maestro, se nombró una comisión integrada por los QQHH Marco Tulio Ramirez, Jose Luis Bustamante y Ambrosio Peña para anunciarle al QH Cerró que había sido nombrado Venerable Maestro de la naciente Logia «Sol de Aragua». Se destaca también que para esa fecha fungía como secretario Gregorio Vegas. De igual forma, se acordó realizar una reunión especial en la casa del QH Vegas, pautada al día siguiente a las 9 de la mañana. En esa reunión, debía estar presente el entonces VM electo, el QH Santos Cerró. 

A este cónclave, además de los QQ HH antes nombrados, asistieron también Joaquín Tejera, Trino Celis, y Aquiles Henríquez. Luego de esta reunión, se acordó entregar toda la documentación masónica requerida. Asimismo, se propuso adquirir una casa propia para la instalación de la logia. Otro aspecto a resaltar, es que otras reuniones posteriores, se propuso celebrar las reuniones masónicas en la casa adquirida. Ademas de Ambrosio Peña, acudieron José Ignacio García, Rafael Gonzalez, Ricardo Castillo, Rafael Nuñez G.,  Rafael Colmenares García, Isaac Chocrón, Rubén Gumenberg, Ernesto Salas, Tulio Oramas, José Luis Bustamante, Elías Chocrón, Juan Monsanto, Nestor Arias, Isaías Bustamante, Ramón Infansón, Esteban Rios, V. M. Fernández, José Luis Beckerman y Luis Alfredo Colomine. En esta tercera reunión se hizo una nueva votación y se ratificó al QH Santo Cerró como venerable Maestro y fue designado Secretario el QH Ambrosio Peña.

Otro aspecto a resaltar, es que en esa fecha se notificó mediante un telegrama redactado por QH Ambrosio Peña a la Respetable Gran Logia de los Estados Unidos de Venezuela, la fundación de la logia «SOL DE ARAGUA». Asimismo, se envió otro comunicacion telegrafica al entonces Presidente de la República de Venezuela, General Eleazar López Contreras.

El 27 de octubre de 1937, luego de transcurrido un largo tiempo, QH Ambrosio Peña invitó nuevamente a los QQHH de «buena Voluntad que quisieran insistir en el propósito de la fundación de la logia»que se reunirían tres días después. Efectivamente, el 31 de octubre de 1937, con la asistencia de los QQHH que se mencionan a continuación: 

Marco Tulio Ramirez, Rafael Colmenares García, Rubén Gumenberg, Ramón Infansón, José Baltazar Perez, Ricardo Pocaterra, Jesus A. Navas, Juan Monsanto, Baldomero Delgado y Ambrosio Peña.

Posteriormente, se procedió a una nueva estructuración y organización de la fundación de la logia «Sol de Aragua» al Or de San José de Maracay. De allí resultó electo, el QH Marco Tulio Ramírez como Venerable Maestro y al QH Ricardo Pocaterra como Secretario del Taller para los futuros augustos trabajos. 

PRIMER CUADRO LOGIAL DE LA RESPETABLE LOGIA «SOL DE ARAGUA» N°96

Venerable Maestro: Marco Tulio Ramírez.

Primer Vigilante: Ambrosio Peña

Segundo Vigilante: Rafael Colmenarez García 

Orador Fiscal: Jesús A.. Navas

Secretario: ricardo Pocaterra

Hospitalario: Ricardo Gutenberg

Primer Experto: Juan de Dios Vargas

Segundo Experto: Albert J. Frederick de Veer

Primer Maestro de Ceremonias: Juan Monsanto

Segundo Maestro de Ceremonias: Luis Duque Orellana

Primer Diácono: Baltazar Pérez

Segundo Diácono: Baldomero Delgado

Guarda Templo Interior: Rafael Núñez G.

Adjunto al secretario: Ramon Infanson

Luego  de constituido el primer cuadro logia, se intensificaron las ideas con el objetivo de mejorar la condición moral y espiritual de todos los hermanos fundadores de nuestros talleres, dignificando los, dan vastos conocimientos y fuerzas para el dominio de sus pasiones con la práctica de las virtudes y tomar en cuenta aquello de cavar calabozos a los vicios; se buscaba, enaltecer una cultura superior, mediante el estudio, la ilustración del amor y respeto al hogar, tal como lo establecen los principios de la orden, para transformarlos en ciudadanos íntegros a la nación.

El 18 de Marzo de 1938 (e v), la Gran Logia de los Estados Unidos de Venezuela envió una comunicación a la Respetable Logia «Sol de Aragua» donde se le notifica que en la Gran Tenida Extraordinaria realizada en Caracas se nombró una comisión integrada por los QQHH P. A. Ruiz Paz Castillo, Rafael Carías y Moisés S. Frija, para organizar todo lo relacionado con la constitución e instalación de esa Logia en dia 20 de Marzo de 1938 a las 3 de la tarde. 

El 20 de Marzo de 1938 ev, nuestra Logia es admitida e instalada dentro de la jurisdicción y auspiciada por la Muy Respetable Gran Logia de los Estados Unidos de Venezuela, que reconoció los grados y cargos ocupados por los hermanos del Taller, del mismo modo se le asigna el número 96 a nuestra logia, recibiendo la correspondiente Carta Constitutiva. La Logia «Sol de Aragua» desde el año 1938, ostenta 83 años de ininterrumpida vida masónica.  

BOOK ONLINE & EXPLORE

Connecting the future with the past, today.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Malesuada fames ac turpis egestas sed tempus urna. Sed risus ultricies tristique nulla aliquet enim tortor at. Dictum varius duis at consectetur. Faucibus in ornare quam viverra orci. Sapien pellentesque habitant morbi tristique senectus et netus. Nulla aliquet enim tortor at. Nunc consequat interdum varius sit.